¿Como se hace una cerveza extraordinaria?

Apenas hace unos días, descubrí un programa televisivo donde se busca al ganador del título "Maestro Destilador" con gran gusto tuve a bien buscarlo. Descubrí que el verdadero nombre es "Clandestinos: el maestro destilador".

Foto: Una fermentación de piña denominada tepache. A la derecha terminado turbio a la izquierda terminado brillante.

Al verlo recordé aquellos días en que solo leía sobre cómo llevar a cabo el proceso de fermentación para obtener alcohol (2005-2006). En alguno de aquellos libros recuerdo claramente cómo se describía el proceso de fermentación como una obra de arte y al maestro como aquella persona que dominaba la técnica y el arte de la fermentación.

 No recuerdo el nombre del libro sin embargo era antiguo, había sido escrito en 1806, principalmente se enfocaba en la producción de whisky artesanal. Aprendí mucho sobre la levadura, el proceso de malteado y a grandes rasgos el proceso artesanal antiguo de fabricación de este brebaje espirituoso llamado whisky. 

Digo a grandes rasgos porque aunque se describía muy bien el proceso, no daba información técnica específica que fuera valiosa. Es entendible debido a la época en que fue escrito, no existían los termómetros, mucho menos los densímetros y medidores de ph que hoy son básicos no solo en la preparación de bebidas sino en toda la industria alimenticia.

Mi mejor recuerdo de aquel libro es que decía que un buen maestro cuidaba con esmero y empeño su tan apreciado elíxir, un gran maestro se levantaba a primera hora para supervisar el proceso de fermentación.

En la elaboración de whisky, como en la cerveza, es posible obtener diferentes resultados en el producto final en diferentes manos. En el programa comparten la misma "cerveza" así se le conoce al macerado fermentado que se usa antes de destilar. Lo que deben hacer los maestros destiladores es el mejor whisky en el tiempo establecido, ellos comparten la misma cerveza y los equipos son idénticos.

A pesar de lo avanzado del proceso y la igualdad de circunstancias es asombroso ver cómo algunos obtienen resultados desastrosos mientras otros obtienen resultados extraordinarios.

De la misma forma pasa con la cerveza, aunque la elaboración de cerveza es por mucho más tecnificada que la elaboración del whisky, requiere de habilidades, equipo y conocimientos propios del proceso de fermentación y elaboración de cerveza.

Aun así una cerveza extraordinaria se obtiene con las mismas cualidades que un gran whisky: disciplina, determinación y empeño del maestro cervecero.